Páginas vistas en total

lunes, 19 de marzo de 2012

Y de repente todo se volvió gris, RN40, Alicurá, Neuquén, Argentina

Fin del periplo patagónico en medio de las cenizas que el viento del O levanta del suelo y arrastra hacia donde él quiera, se taparon las montañas, el lago del Alicurá, y en partes la ruta, realmente peligroso, y no quiero imaginarme como habrá sido cuando el volcán estaba en el punto de mayor actividad.
La travesía Bariloche-Neuquén marca el fin de los movimientos patagónicos del viaje, uno allegro vivace que abarcó la meseta, y el inconcluso que representó la frustrada incursión por el Aisén bloqueado, de aquí en más, la aventura que comprende Sewell y San Rafael los seguiré en el blog http://andeamo.blogspot.com
Más adelante revisaré viejas entradas y las subiré a este sitio dedicado a Patagonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario