Páginas vistas en total

miércoles, 19 de diciembre de 2012

La reina de la Línea Sur, Ingeniero Jacobacci, Río Negro, Argentina


Jacobacci se recorre rápido, miento o creo en mi mentira, Jacobacci demora en ser recorrida, demora en la medida de los detalles que uno quiera detallar. Las mega-ciudades requieren velocidad, cortas respiraciones, atajos, esquivos, precisión de movimientos, Jacobacci todo lo contrario, y me río, y disfruto reirme, reirme de mi mismo, reirme por el disfrute del paso corto, de la respiración larga, de los errores cometidos. Diusfruto de tomar un cafecito aprendiendo de la realidad del lugar, disfruto de vertir palabras sabias que resultan ser pavadas incoherentes refutadas por un sabio de vida gruesa, disfruto de poder sentarme bajo una sombra a contemplar vidas ajenas, disfruto de los naranjas que se travisten de rojo, disfruto de haber conocido gente que me ayudó a comprender que significa sentir lo que ahora disfruto.
Me confunde la tarde, me confunde la noche, me confunde lo que tarda la tarde en hacerse noche, salgo a comer empachado de tonos de fuego, el restaurante del otro hotel está lleno de personal médico que arribó en un tren hospital, escucho, escucho hablar de casos particulares, de manejo sanitario, de un posible caso a derivar, escucho y creo que es lo que quiero escuchar, quiero un Estado que llegue a la gente, sin contar que llegan a la gente, sin publicidad que demande gastos, quiero a esa médica simpatizante de Colón de Santa Fe preocuparse por la salud de un compatriota enfermo a dos mil kilómetros de su Smart TV, se notan intenciones, sociales intenciones, me siento invisible, soy el único ajeno al grupo, nadie parece percatarse y está bien.
Mi día termina con una porción de corderito patagónico modelado por un pibe que se fue para estudiar y volver para sorprender en su lugar de la estepa, me asombra la cantidad de hechos positivos por segundo que puedo visualizar estando fuera de la ciudad de la furia. Vuelvo al hotel, son unas cinco cuadras por la avenida desierta, bajo al asfalto, subo a la vereda, camino muy lento, nada importa, mañana será día de tránsito, día de camino veloz, Bariloche, Neuquén, Zapala, Chos Malal, día de ruta entre el rigor de la solitaria meseta y el dulce verde de un valle cordillerano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario