Páginas vistas en total

domingo, 28 de abril de 2013

Amanece, que no es poco. Entre Playa Honda y Caleta Patón, Chubut, Argentina

La deuda interna que me debía, capturar un amanecer y sobre los 44' del segundo tiempo llegó el gol, el lugar el camino costero que transitamos el sábado rumbo al Parque Marino Austral y al que no le reparamos atención debido al deseo de llegar rápido a los puntos de interés que se ubican al final del recorrido de casi cincuenta kilómetros, éstas tomas se ubican sobre la llamada Playa Honda, una franja de médanos de fina arena blanca entre tanta piedra.
A cada minuto o quizás una fracción menor cambiaba el tono del cielo, el reflejo en el agua y los colores de la arena y la mata, un espectáculo de luces orquestado a toda naturaleza con ahora sí la participación estelar aunque todavía muy de lunes remolón del señor viento.
Estas cuatro pertenecen a Puerto Piojo, pequeño enclave que posee una vivienda alguera, acantilados, algo de playa y toda la magia del camino costero.
Las últimas corresponden a la Caleta Patón, sitio que descubrí gracias a Francis Mallmann en su ciclo dedicado a la Ruta Azul. y que resultó el espaldarazo final para que me decidiera por este destino, lamentablemente gran parte del programa estuvo filmado en territorio de la estancia del francés, cuyo casco se ubica a menos de diez kilómetros de aquí y por donde continúa el camino que sigue a la espectacular Caleta Hornos, quizás el sitio mas bello de la sección Chubut de la Azul. Dicho personaje tiene entrenado a su personal para que bajo ningún concepto deje ingresar a nadie a su propiedad con intenciones turísticas ya que según manifiesta muchos de los que ingresan ya sean pescadores, amantes del off road, o simplemente viajeros roban su ganado, cortan alambrados, contaminan o simplemente alteran su bohemia patagorisina.
A ver si yo le pido permiso para fotografiar alguna de las bellezas que quedaron presas en su propiedad y lo hago desde el volante de un Mercedes 1112 jaula, desconfía, ahora si quien te lo pide anda mas solo y desprovisto que Kung Fu por ahí la respuesta debería ser otra, pero años de entrega de nuestro patrimonio, años de oscuros y traicioneros personajes políticos engendraron a estos neo señores feudales que como Benetton y Lewis se han convertidos en lo verdaderos reyes de la Patagonia.

3 comentarios:

  1. Respecto del título...y sí, no es poco, sobre todo para quien carga el arma indicada en el momento indicado, una cámara fotográfica! Fuego!
    Ningún nombre mejor puesto que "Puerto Piojo", je!
    Y los pedazos de patria que han quedado encerrados en propiedades privadas, parecen ser cada vez más...a ver si nos piden permiso, alguien, alguno, alguna vez, a nosotros, que seguimos entregando, por vaya a saber que precios irrisorios, las mejores postales y los mejores espacios que nunca nos acordamos que existían, y les damos la oportunidad de quitar de nuestro patrimonio, sin ninguna impunidad. Así somos. Penoso.
    Abrazooo, Rodo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas tus fotos!!! soy del sur bien al sur, y me gusta recorrer las costas de mi provincia Santa Cruz, es cierto que por muchas estancia no nos dejan pasar, pero por las costas nada nos pueden decir. Otras veces he solicitando el paso de servidumbre, paso que más de una vez me lo ha negado un peón mal arriado o desconfiado, pero al final siempre se encuentra un paso.
    Este año quiero conocer Bahía Bustamante lugar que también conoci por el programa de Mallmann.
    Un Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus dichos, no llegué a Caleta Bustamante porque el estado del camino no me lo permitió, tampoco pude llegar al lugar mas fascinante de todos que es Caleta Hornos, precisamente porque el francés amigo de Mallmann, no autoriza el paso por dentro de su propiedad.
      Ojalá tengas mas poder de convicción del que tuve yo y puedas arribar a un lugar de otro mundo.
      Abrazo y suerte!!!

      Eliminar