Páginas vistas en total

miércoles, 24 de abril de 2013

Entre la paleontología y la arqueología urbana. Recorriendo Trelew, Chubut, Argentina

Hace una semana que llueve en la zona de Caleta Olivia, y un poco mas en la zona norte de Comodoro Rivadavia, ese hecho amerita un cambio de planes y continúo viaje a Trelew, con la esperanza que allí la caída de agua no haya sido tan intensa para poder transitar el camino costero haciendo centro en Camarones. Me alojo en la ciudad en un hotel muy grande con un diseño y decoración muy de finales de los setenta, de esos que aparecían en las películas de Olmedo, Porcel, Tristán y Rolo Puente. Detalles de raso y terciopelo en la habitación, espacios gigantes, mucho hormigón a la vista y hasta la manteca en pan hecha un rulito a semejanza de un ñoqui. Salgo con mi oxford piel de durazno, zapatos con leve plataforma y camisa con cuello enorme rumbo al MEF, el museo paleontológico Egidio Feruglio, orgullo de la ciudad, depositario de una extensa colección de estructuras óseas de los gigantes patagónicos. Todo un imperdible como para dedicarle un par de horas, vídeo y cafecito en el bar temático incluido. Trelew cuenta además con otro museo dedicado a la colonización galesa, y un par de bellos edificios de ladrillos pertenecientes a la comunidad que dio origen a la ciudad. El séptimo día finaliza con una visita al bar del Hotel Touring centenario edificio plagado de recuerdos, botellas extra añejas y personajes perdidos en el tiempo. Entro en la escenografía de Daniel Feijoo con música de Mike Ribas y al fondo veo que me aguardan impacientes Amalia y Noemí, apuro el paso atravesando el solitario hall de cincuenta metros de largo cuando la voz de Huguito S exclama corte, se imprime. FIN

2 comentarios:

  1. Genial! Has podido tomar unas fotos exclusivísimas! Me gustó mucho este museo, no lo conocía, y le va a encantar saber de su existencia a mi hijo...los dinosaurios constituyen uno de los primeros temas en los que profundizó cuando comenzó su pasión por la lectura. Abrazoooo

    ResponderEliminar
  2. Patzy, agrégale a tu hijo los nombres de Plaza Huincul, la Villa El Chocón, el yacimiento del Lago Barreales en Neuquén, Rincón de los Sauces y su Titanosaurio, también en la Provincia de Neuquén. Si en alguna ocasión vuelves a la zona no dejes de visitar el Museo, impacta su contenido y su marco es muy acogedor.
    Abrazoooo.

    ResponderEliminar