Páginas vistas en total

sábado, 6 de abril de 2013

En tránsito (reflexivo), PN Monte León, Santa Cruz, Argentina

Las tres principales advertencias que te efectúan cuando ingresas al PN están referidas a la lluvia, los pumas y el viento, para las dos primeras uno tenía cuantificado los riesgos, pero el viento seguía teniendo ese matiz romántico que lo tornaba indefenso. A esta altura del camino el mismo se había tornado muy intenso, tanto que me frenaba o me desplazaba para cualquier lado a su voluntad, fotografío el puente desde lejos y cuando lo estoy atravesando una mano invisible me estrelló contra el guardarail como si fuera una bolsita plástica, resultado, fuerte golpe sobre la pierna izquierda, profundos cortes, raspones  y moretones que continúan hasta hoy, pasó ya un mes del hecho y la reflexión es imposible de no vincularla con lo ocurrido en los lugares afectados por la última inundación en Buenos Aires, indudablemente no respeté el poder de la naturaleza, lo menosprecié, y creo que de eso se trata, todos independientemente de la ubicación dentro del esquema económico-político y social algo tenemos que ver con lo ocurrido, imprevisión, corrupción, negligencia, indiferencia, todos tenemos que ver pero no todos sufren de la misma manera la respuesta natural, siempre los sectores más vulnerables ofrecen vidas y pertenencias en mayor cantidad que el resto, tomemos conciencia cuando gobernamos, legislamos, planificamos, construimos, producimos, o simplemente  no cumplimos las advertencias preexistentes. Santa Fe, Rosario, Capital y ahora La Plata padecieron por todo ello, seguramente habrá mas y peor si cada uno en lo que nos compete no nos concientizamos sobre lo que hacemos mal, y por sobre todo no menospreciemos al poder natural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario